Empezamos 2016 trabajando en una boda preciosa organizada por Cristina de Madera&Chocolate en Can Magí.

Les preparamos un bufet de postres de estilo rústico y viajero.

Madera, maletas antiguas, un reloj parado en el tiempo y ramas de aveto. Una decoración simple pero preciosa.

Presidió la mesa un Naked Cake de nata y fruts rojos acompañado de muchos otros dulces.