En esta puesta en escena presentamos dos tartas de pisos forradas con fondant que juegan con las rayas,

y los colores crudo, rosa y negro. Su decoración con Dalias hechas a mano en pasta de azúcar, le da un toque sofisticado.

Un escenario de interior, simple y elegante acompañado con macarons de frambuesa, galletas piruleta de mantequilla

y chocolate blanco, y torres de galletas decoradas con fondant. Fotos de Kissandchips.