En esta puesta en escena presentamos una tarta de cinco pisos forrada en fondant con decoraciones en azúcar.

Recargada y de estilo totalmente barroco, juega con el color turquesa, dorado y negro.

Un escenario semi-interior que mezcla los materiales nobles con una puesta en escena divertida y diferente. 

Le acompañan cupcakes y mini cupcakes, brownies, galletas de mantequilla decoradas en fondant y cookies.